En nuestro anterior post estuvimos hablando de la limpieza específica para cada ortodoncia, en esta ocasión vamos a hablar de….

Limpieza dental con brackets

En este caso si ya estás en tratamiento de ortodoncia o vas a comenzar lo primero que debes saber es que es la más exhaustiva, ¿Qué pasa si no es así? Si no lo hacemos asi se alojarán una gran cantidad de gérmenes y bacterias entre los dientes y la ortodoncia.

¿Qué debemos hacer?

Para limpiar perfectamente los brackets tras cada comida o ingesta de algún alimento, se necesita un cepillo dental de cerdas suaves y con un cabezal que no sea demasiado grande. Esto es necesario para que puedas acceder fácilmente a todos los dientes y la limpieza sea eficaz.

¿Cómo?

El cepillado se debe realizar con movimientos suaves y desde arriba hacia abajo en la dentición superior, y desde abajo hacia arriba en la dentición inferior.

¿Puedo hacer algo más?

Claro, para hacer una mejor limpieza, es aconsejable el uso de un cepillo interdental, que accederá a los pequeños huecos donde el cepillo normal, debido a tu tamaño, no ha podido ser infalible con los restos de comida. Y siempre consulta a tu dentista qué cepillo y pasta dental es más adecuada para tus dientes y encías.

Limpieza dental con Invisalign

Es la más cómoda de las ortodoncias la limpieza dental con Invisalign resulta muy cómoda para el paciente, al igual que llevar este tipo de ortodoncia; este sistema de ortodoncia invisible es perfecto para aquellas personas que desean corregir su dentadura y embellecerla, pero sin tener que llevar un aparato o brackets que se aprecie.

¿Cómo hago la limpieza?

Para este sistema de corrección dental, tan sólo es necesario limpiar cada día la ortodoncia con un cepillo dental de uso exclusivo para el Invisalign y agua templada, realizando movimientos suaves y controlando que no queden restos de alimentos y suciedad.

También hay que hacerlo bien porque si llevamos este tipo de ortodoncia es para que no se vea si no la limpiamos bien esto influirá en el grado de transparencia que tiene, así que debes prestar gran atención y limpiarlo con exigencia.

¿Y nuestra boca?

Y en cuanto a la limpieza de tu boca, la podrás realizar cómodamente retirando la férula, y utilizando un cepillo de dientes de cerdas no demasiado rígidas para no dañarte las encías. Y por supuesto como nosotros siempre decimos, nuestro mejor amigo, el hilo dental para eliminar aquellos restos de alimentos que el cepillo no haya podido limpiar.