ENCIAS SANAS – CON ALIMENTOS SE PUEDE CONSEGUIR

 

 

Podemos añadir a nuestra dieta alimentos no solo que cuiden nuestra salud sino también nuestras encías. Pero no podemos olvidar que una buena higiene bucodental diaria y visitas periódicas al dentista constituyen los cuidados mínimos para prevenirnos de lo que más nos importa las enfermedades periodontales.

 

¿Cómo lo evitamos? Podemos incluir en nuestra dieta una serie de alimentos sanos para las encías gracias a su alto contenido en antioxidantes o vitaminas. En Clínica Rubio & Dovado destacamos cinco por sus capacidades antibacterianas y antiinflamatorias.

 

  • Alimentos ricos en omega 3

Como las nueces o el pescado azul (arenque, atún, salmón, sardina…).

Con este tipo de alimentos conseguimos reducir los niveles de inflamación, de ahí que sea tan importante incluirlos en nuestra alimentación. El pescado azul, especialmente el salmón, también es rico en vitamina D, que facilita la absorción de calcio y fósforo, lo que hace a nuestras encías más resistentes a infecciones.

 

  • Frutos rojos y otros alimentos con vitamina C

Si hay un alimento que puede ayudarnos, pero mucho es el arándano conocido como la “superfruta”. Se trata de una de las frutas que más polifenoles antioxidantes contiene y esta sustancia ayuda a luchar contra las bacterias que causan la periodontitis. En general todos los frutos rojos (frambuesas, fresas y moras, aparte de los ya citados arándanos) son alimentos ricos en vitamina C, que crea un ambiente inhóspito para el crecimiento bacteriano. Esta vitamina también ayuda a mantener el colágeno de nuestras encías, haciéndolas más fuertes y, por ende, más resistentes a las enfermedades periodontales.

  • Té verde

Contiene catequinas, unos antioxidantes que evitan que las bacterias se adhieran a nuestros dientes y con capacidad antiinflamatoria. Por eso reduce el riesgo de enfermedad de las encías, además de patologías cardiovasculares.

  • Tomate

Es un alimento rico en licopeno, un potente antioxidante. Hay dientas en las que el tomate es protagonista e incluso si añades el tomate a tu dieta durante 20 días puedes reducir los niveles de ciertos compuestos inflamatorios. Además, tiene un alto contenido en vitamina C, cuyos efectos contra el crecimiento bacteriano ya hemos explicado.

  • Yogur natural

Se trata de un producto probiótico. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los probióticos contienen microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del huésped. ¿Y cómo ayuda esto a nuestras encías? Pues muy sencillo, potencia las defensas de las encías contra aquellas bacterias que provocan su inflamación, causando gingivitis o piorrea.

 

Si además de pesar en nuestras encías quieres unos dientes más fuertes, no olvides echar un vistazo a nuestros post anteriores DIENTES MAS FUERTES ¿Cómo?