Los dientes de leche es algo que sin sentido a todos los padres les ilusciona y no es para menos. A pesar de ser temporales, tienen una gran importancia en el desarrollo del niño, presente y futuro. Y por eso vamos a dedicar dos post para daros toda la información que necesitáis en esta etapa.

¿Qué son los dientes de leche?

Los dientes de leche son las primeras piezas dentales que salen en la boca del bebé y que posteriormente serán reemplazados por la dentición definitiva. Pero el hecho de que no sean definitivos no quiere decir ni que no sean importantes, ni que, como muchas personas creen, no tengan raíces.

¿Cuándo salen los dientes de leche?

Lo más normal es que los primeros dientes de leche aparezcan a los 6-8 meses de edad, concretamente los cuatro dientes de delante y abajo (incisivos inferiores) y sobre los 9 meses los incisivos centrales superiores.

Al final del primer año ya habrán erupcionado los incisivos laterales superiores e inferiores. Y cuando el bebé ya tiene unos 15 meses llega el momento de que salgan los primeros molares superiores e inferiores.

Alrededor de los 2 años saldrán los segundos molares de leche. Por lo que en el momento en que el niño cumple los dos años y medio, todos los dientes y muelas de leche ya deben haber erupcionado.

¿Cuántos dientes de leche hay?

En total hay veinte, 10 arriba y 10 abajo. Mientras que la dentición definitiva de adulto, y siempre que no haya perdido ninguno, son 32 piezas dentales.

¿Tienen raíz?

El diente de leche tiene una estructura similar al diente de un adulto, constando de una corona, la correspondiente capa de esmalte (dura y resistente) que la recubre y por debajo de la cual está la dentina. Luego encontramos la raíz, y dentro la pulpa, – desde la corona hasta la punta de la raíz -, la cual acoge al nervio y aporta sangre al diente de leche.

Seguro que os ha sido de gran ayuda pero no termina aqui, atentos al proximo post os daremos mas información sobre este proceso en el crecimiento de vuestros bebes.